miércoles, 15 de mayo de 2013

Mi adiós a "Spain is cool".




Cuando los sueños, pensamientos y el fruto de tus experiencias andan dormidos y un día se “despiertan”, no te cuestionas si tienes un nivel de inglés bajo, si estás bien formado o si tienes el dinero necesario. Y no porque seas un insensato. No, simplemente te dejas guíar por tu intuición y te pones a trabajar con toda tu ilusión buscando los recursos humanos y económicos necesarios.

Hace ya un año que Sara, una amiga, y yo pusimos en marcha un proyecto: “Spain is cool” y aunque el sentido común y algunas personas nos dijeron que iba a ser muy complicado y que no era el momento, nos lanzamos.

Si algo no te gusta... ¡cámbialo! Tan fácil decirlo y tan difícil  hacerlo… Si hablamos de cambiar la imagen de una persona o de un espacio es relativamente fácil, pero cuando se trata de cambiar la situación actual con proyectos  que  transformen la realidad, la nuestra y la de los demás, no vale con querer hacerlo e intentarlo. No,¡ojalá! pero se trata de bastante más…

Haciendo balance del camino recorrido y consciente de mis fortalezas y debilidades, reconozco que las circunstancias personales influyen  y mucho. Por mucha pasión, esfuerzo, actitud y más que le pongas a un proyecto y aún siendo estos, ingredientes indispensables, por desgracia, no son suficientes para continuar.

Soy  aragonesa, así que no soy sólo tenaz, soy ¡cabezuda! pero nunca hasta el extremo de no reconocer mis limitacione. Y aunque a veces la fe  en ti y en lo que haces te hace pensar que eres capaz de vencer casi cualquier obstáculo, no lo eres. Por eso cuando lo ves así de claro, es el momento de ponerte a un lado, desear suerte  y dejar pasar a los que van a continuar.

Tomar la  decisión de emprender y hacerlo en un momento  complicado es difícil, pero darte cuenta de que te has equivocado y lo debes dejar, todavía lo es más.

Hoy estoy triste,esto es fracasar,  eso sí, con un gran aprendizaje por detrás. No me arrepiento, son muchas las experiencias en este año vividas, tanto negativas como positivas y con estas últimas me quedo. Me quedo con todas las personas que he conocido, con la satisfacción personal  que te proporciona esforzarte e intentarlo “a pesar de”, superando los "miedos tecnológicos", las pocas horas de sueño, los viajes y estancias en otra ciudad, (con lo que eso supone para tu círculo familiar), la pérdida del dinero invertido... en fin, con todo ese trabajo que exteriormente no luce nada pero interiormente sí. Y es precisamente ese aprendizaje poco teórico y muy práctico, lo que para mi cuenta de verdad y tiene un valor tan especial.

Mi agradecimiento sincero para todas las personas que tanto online, en FB y Twitter, como offline nos han ayudado y apoyado. Para todos ellos y especialmente para los que están cerca, los incondicionales, pase lo  que pase, todo mi cariño y cómo no... mi 100%actitud!


1 comentario :

  1. No me parece un fracaso para nada, Eva. El fracaso es pasar por la vida como anestesiados...
    De todo se aprende y el haberlo intentado en un momento tan complicado ya es un triunfo grande.
    Así que seguro que se te ocurre cualquier otra cosa porque tu vales mucho!!
    Besos!!

    ResponderEliminar